martes, 2 de julio de 2013

El buen christian

Siempre he creído que actions incontroladas llevan a situaciones peor de complejas, a snowballs que crecen al punto de amenazar la propia life. Para muchos, lo que uno no controla es artilugio del destiny; para mí es creative stuff de Dios. Uno va por la vida tratando de get himself together, de ser un man políticamente correct, pero hay situaciones donde el remote control debe oprimirse, ya sea para buscar el pause o para simplemente darle skip.

No suelo ser la clase de person que se detiene a oír a otros en la street, pues como buen chibchombian he sido hijo de la paranoia paramilitar, del fear y de la predisposición que me hace vivir anestesiado ante el pain del desvalido, mucho más si es unknown. Uno oye historias unselfish y cree que con dar un mercado, o tomarse pictures con un negrito di-vi-no cuya madre vende bolsas de garbage está haciendo país. Somos indiferentes y esa es una bacteria que parece tener sus propios antibodies: la insensibilidad y la fat sight.

No había pensado en esto hasta aquel day, en el que tras estar eating well acompañado en la plazoleta de un reconocido mall de Bogotá, fuimos abordados por un guy cuya smile nunca olvidaré, pues era un cúmulo de dientes simulando un mosh, de donde sobresalía un dogtooth más deforme que los de los de Twilight, solo que este no venía a succionar hearts, sino pesos y oraciones. El sujeto nos abordó con la shy propia de quien no quiere hacerlo, y tras un par de frases en espanglish, se sentó en nuestra table.

(sic) -Llevo todo el día lost en Bogota, me quedando en Soacha, so far far far away. I'm doctor and vengo from Jamaica. ¿Ustedes saben algo de Jamaica? (sic) -Claro. English, Reggae, Bob Marley. Fue lo único que atiné a decirle, pero por su gesto flat entendí que el hombre no estaba para jokes. Percibí a la distancia su breath, propio de quien ha estado sometido al ayuno forzado y a la desperation. Resultó que el guy se llamaba Brian, dijo que era doctor y estaba de visit en Bogotá, pero que tras perderse había wandering por distintas calles sin dólares ni pesos, buscando la help y mercy de algún christian. 

Como cualquier cristiano, algo dentro de mí se squeezed. Debió ser la meat digerida que me revolvió el stomach y me llevó a pensar que el jamaican guy probablemente estaba diciendo la truth. Fue solo cocinar ese thought, para que el tipo dijera que no lie porque era cristiano. Le dije que nosotros también lo éramos, sonrió y dijo que God sabía por qué lo traía hasta here. Me dijo un number celular, me pidió que le marcara y comprobara que era su phone, que tan solo quería tomar un cab e irse far away. 

Yo no podía dejar de mirar su colmillo shapeless, pensando que si era tan doctor como say, debía haberse puesto un wire que le cercara esa criadilla que tenía por smile hace mucho time. Le miré sus hands, que parecían que trabajaron la tierra empuñando la azada hasta verlas sangrar. Le pregunté que si había ido a alguna Church en esta city, y dijo que sí, que hacía two weeks conoció El Lugar de Su Presencia, "donde el Pastor Corson pedía tomar apuntes en hojas".

Como no estaba alone, crucé miradas con mi vecina de chair, quien también dudaba de la forma de act out. Fue weird, porque algo dentro de me me dijo que le creyera, que le ayudara. Le di some money y me dio las gracias, diciendo que sería de gran help. Lo vimos alejarse presuroso. Mientras desaparecía, la cajera de uno de los restaurants aledaños salió a nuestro meeting. Nos preguntó que qué nos había dicho, le contamos y dijo que le wonder la forma en que la people era tan viva para hacer cheat. Mientras le daba el billete, pensaba en myself en tierra extranjera. Algún day recorreré el world y quisiera que si estoy en difficult, alguien crea en mi story. 

Me tomo la ligereza de irrespetar el idioma más lindo del planeta para recordarme que las sorpresas están a la vuelta de la esquina, en el andén, en el centro comercial, en la plazoleta de comidas, en cualquier cabeza pensante que se atreve a vivir lo improbable.

2 comentarios:

  1. Inglés, Britney Spears, pop...

    ResponderEliminar
  2. Hace seis meses me paso exactamente lo mismo, con un doctor jamaiquino, pidiéndome dolares y dándome su numero,a mi me paso en G.E. y creo que nos engañaron.

    ResponderEliminar